Mensaje Don “Chanito”

Mensaje del Presidente en la Primera Asamblea Constituyente ~ 29 de octubre de 1961~

Don Graciano Rodríguez Colón “Don Chanito”

QUERIDOS AMIGOS Y COMPAÑEROS:

Allá por el año 1955, en el mes de septiembre, nuestro querido Párroco, el muy Reverendo Padre Mora envió a dos socios de la Sociedad del Santo nombre: el señor Pedro Rodríguez Moreno y a este humilde servidor de ustedes a tomar un cursillo de cooperativismo a la Casa Manresa en Aibonito, Puerto Rico el cual era dirigido por el Padre Parrilla. Al regresar a nuestra parroquia, con alguna preparación cooperativista, nos encontramos con un ambiente adverso al movimiento cooperativista debido a que ya en este pueblo habían fracasado dos Cooperativas anteriormente. Buscando solución a los problemas, llevamos el caso a una reunión de la Sociedad del Santo Nombres en la cual se nombró al hermano Alfredo Vega para establecer conexiones con otros hermanos en Bayamón y así se pudo lograr el que un especialista en cooperativas, el señor Ruiz Ramírez viniera a este pueblo a cooperar con nosotros en otro esfuerzo por dominar la situación prevaleciente.

Para fines del año 1956, comenzamos a recibir la orientación y los consejos del señor Ruiz Ramírez que para esa época trabajaba en Extensión Agrícola y tenía a su cargo la organización y divulgación de esta clase de proyectos. Para el mes de marzo de 1957, se formó el grupo de la Cooperativa de Crédito “La Sagrada Familia”.

Más tarde vinieron otros especialistas y con la ayuda orientadora de todos, hemos podido llevar a feliz término en el día de hoy la obra comenzada en 1955. Para todos estos especialistas y para la Administración de Fomento Cooperativo y otras organizaciones que tan generosamente nos han ayudado, tenemos hoy un saludo afectuoso colmado de gratitud y nos comprometemos a seguir adelante practicando sus buenas enseñanzas hasta que algún día podamos decir con toda propiedad, que conocemos la filosofía del Cooperativismo.

Gracias también para todos los compañeros de Junta y Comité que tan eficientemente han dado sus ratos libres para esta santa obra de apostolado. También muchas gracias a todos los compañeros socios que han sabido comportarse como buenos cooperadores (aunque en pequeña escala) por dotar a Corozal de esta próspera Cooperativa, que algún día tendrá la confianza de toda la comunidad. Gracias muy especialmente a nuestros queridos Sacerdotes, que siempre han tenido una mano amiga, y una magnífica disposición para alentarnos en la dirección de nuestra obra. Para todos que Dios los colme de bendiciones.

De hoy en adelante tenemos más responsabilidad, y exhorto a los compañeros que salgan electos en el día de hoy para que trabajen con amor cristiano y pensando siempre en el apostolado que representa esta noble brega. Ya nuestros señores obispos han declarado públicamente que el cooperativismo, es el medio eficaz para combatir el comunismo. Ante estas manifestaciones, creo que es nuestro deber es seguir propagando la idea del cooperativismo por todas partes hasta convertirlo en una forma de vida que vendrá a lidiar entre el capitalismo y el comunismo.

Los demás comités rendirán sus informes y por ellos ustedes conocerán lo que hemos logrado hasta el 30 de junio de 1961.